Tipos de contracciones musculares: cómo se manifiesta la energía muscular

📖 Índice de contenidos
  1. Contracción isotónica
  2. Contracción isométrica
  3. Contracción excéntrica
  4. Contracción concéntrica

Contracción isotónica

La contracción isotónica es uno de los tipos de contracciones musculares más comunes. En este tipo de contracción, el músculo se acorta y se produce un movimiento visible en la articulación. Durante una contracción isotónica, la energía muscular se manifiesta de manera que el músculo genera la fuerza suficiente para mover una carga constante a lo largo de todo el rango de movimiento.

Un ejemplo de contracción isotónica es levantar una pesa desde una posición de reposo hasta la altura del hombro. Durante este movimiento, el músculo se acorta y se genera la fuerza necesaria para levantar la pesa. La energía muscular se manifiesta de manera que el músculo trabaja contra la resistencia de la pesa y se produce un movimiento visible en la articulación.

Contracción isométrica

La contracción isométrica es otro tipo de contracción muscular. En este caso, el músculo genera fuerza pero no hay un cambio en la longitud del músculo ni se produce un movimiento visible en la articulación. Durante una contracción isométrica, la energía muscular se manifiesta de manera que el músculo trabaja contra una resistencia sin moverse.

Un ejemplo de contracción isométrica es empujar una pared. En este caso, el músculo genera fuerza pero no hay un cambio en la longitud del músculo ni se produce un movimiento visible en la articulación. La energía muscular se manifiesta de manera que el músculo trabaja contra la resistencia de la pared sin moverla.

Contracción excéntrica

La contracción excéntrica es un tipo de contracción muscular en la que el músculo se alarga mientras genera fuerza. Durante una contracción excéntrica, la energía muscular se manifiesta de manera que el músculo trabaja para controlar el movimiento descendente de una carga.

Un ejemplo de contracción excéntrica es bajar una pesa lentamente. Durante este movimiento, el músculo se alarga mientras genera la fuerza necesaria para controlar el descenso de la pesa. La energía muscular se manifiesta de manera que el músculo trabaja para controlar el movimiento descendente de la carga.

Contracción concéntrica

La contracción concéntrica es el tipo de contracción muscular más conocido. En este caso, el músculo se acorta mientras genera fuerza. Durante una contracción concéntrica, la energía muscular se manifiesta de manera que el músculo trabaja para mover una carga en dirección opuesta a la gravedad.

Un ejemplo de contracción concéntrica es levantar una pesa desde una posición de reposo hasta la altura del hombro. Durante este movimiento, el músculo se acorta mientras genera la fuerza necesaria para levantar la pesa. La energía muscular se manifiesta de manera que el músculo trabaja para mover la carga en dirección opuesta a la gravedad.

Existen diferentes tipos de contracciones musculares en función de cómo se manifiesta la energía muscular. La contracción isotónica se produce cuando el músculo se acorta y se produce un movimiento visible en la articulación. La contracción isométrica se produce cuando el músculo genera fuerza sin un cambio en la longitud del músculo ni un movimiento visible en la articulación. La contracción excéntrica se produce cuando el músculo se alarga mientras genera fuerza para controlar el movimiento descendente de una carga. Y la contracción concéntrica se produce cuando el músculo se acorta mientras genera fuerza para mover una carga en dirección opuesta a la gravedad.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Subir
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad