Tercer transbordador espacial operativo de la NASA: Descubre cuál fue

La NASA ha sido pionera en la exploración espacial durante décadas, y una de sus mayores contribuciones ha sido el desarrollo y operación de los transbordadores espaciales. Estas naves espaciales reutilizables han permitido a los astronautas viajar al espacio y realizar una variedad de misiones científicas y de investigación. En este artículo, nos centraremos en el tercer transbordador espacial operativo de la NASA y descubriremos cuál fue.

📖 Índice de contenidos
  1. El tercer transbordador espacial operativo
  2. Características del tercer transbordador espacial
  3. Misiones destacadas del tercer transbordador espacial
  4. Retiro y legado del tercer transbordador espacial
  5. Conclusiones

El tercer transbordador espacial operativo

El tercer transbordador espacial operativo de la NASA fue el Transbordador Espacial Discovery. Fue el tercer transbordador en ser construido y el primero en ser operativo. El Discovery fue construido como un reemplazo para el Transbordador Espacial Challenger, que se perdió trágicamente en un accidente en 1986. El Discovery realizó su primer vuelo en agosto de 1984 y continuó volando hasta su retiro en 2011.

El Discovery fue construido por la compañía Rockwell International y fue entregado a la NASA en noviembre de 1983. Fue nombrado en honor a dos barcos de exploración británicos, el HMS Discovery y el RRS Discovery. El transbordador espacial tenía una longitud de 37 metros y una envergadura de 24 metros. Podía transportar hasta siete astronautas y tenía una capacidad de carga de 27,500 kilogramos.

Características del tercer transbordador espacial

El Discovery tenía varias características distintivas que lo diferenciaban de los otros transbordadores espaciales. Una de las características más notables era su capacidad de llevar una variedad de cargas útiles, incluyendo satélites, experimentos científicos y componentes de la Estación Espacial Internacional. También fue el único transbordador espacial en contar con un sistema de montaje remoto, que permitía acoplar y desacoplar cargas útiles en órbita.

El Discovery también fue el primer transbordador espacial en ser equipado con un sistema de protección térmica mejorado. Después del accidente del Challenger, se realizaron mejoras en el diseño del transbordador para garantizar una mayor seguridad. Estas mejoras incluyeron la adición de baldosas de protección térmica en áreas críticas y la instalación de un sistema de escape de emergencia.

Otra característica destacada del Discovery fue su capacidad de realizar misiones de larga duración. Durante su tiempo en servicio, el Discovery realizó varias misiones de más de dos semanas de duración, lo que permitió a los astronautas llevar a cabo experimentos científicos y realizar observaciones detalladas del espacio.

Misiones destacadas del tercer transbordador espacial

A lo largo de su carrera operativa, el Discovery llevó a cabo numerosas misiones destacadas. Una de las misiones más notables fue la misión STS-31, en la que el Discovery lanzó el Telescopio Espacial Hubble. Esta misión fue crucial para la astronomía, ya que el Hubble ha proporcionado imágenes y datos sin precedentes del universo.

Otra misión destacada del Discovery fue la STS-95, en la que el astronauta John Glenn, el primer estadounidense en orbitar la Tierra, regresó al espacio a la edad de 77 años. Esta misión fue un hito importante en la exploración espacial y demostró que la edad no era un obstáculo para los astronautas.

El Discovery también participó en varias misiones de construcción y mantenimiento de la Estación Espacial Internacional. Durante estas misiones, los astronautas realizaron caminatas espaciales para instalar nuevos componentes y realizar reparaciones en la estación.

Retiro y legado del tercer transbordador espacial

Después de casi tres décadas de servicio, el Discovery fue retirado de la flota de transbordadores espaciales en 2011. Fue el primer transbordador en ser retirado y actualmente se encuentra en exhibición en el Centro Steven F. Udvar-Hazy del Museo Nacional del Aire y el Espacio en Virginia, Estados Unidos.

El legado del Discovery es innegable. Durante su tiempo en servicio, el transbordador espacial realizó un total de 39 misiones, pasó un total de 365 días en el espacio y recorrió más de 238 millones de kilómetros. Contribuyó significativamente a la exploración espacial y al avance de la ciencia y la tecnología.

El Discovery también sentó las bases para futuras misiones espaciales, incluyendo el desarrollo de la nave espacial Orion de la NASA, que está diseñada para llevar a los astronautas más allá de la órbita terrestre baja. Su tecnología y experiencia han sido fundamentales para el desarrollo de nuevas naves espaciales y la exploración del espacio profundo.

Conclusiones

El Transbordador Espacial Discovery fue el tercer transbordador espacial operativo de la NASA y desempeñó un papel crucial en la exploración espacial. Con sus características distintivas y sus misiones destacadas, el Discovery dejó un legado duradero en la historia de la NASA. Aunque ya no está en servicio, su impacto en la ciencia y la tecnología continúa siendo relevante hoy en día.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Subir
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad