Cuantas horas dura el sol en Alaska: Horas de salida y puesta de sol en Anchorage

📖 Índice de contenidos
  1. Verano en Alaska: hasta 22 horas de luz diurna
  2. Invierno en Alaska: semanas sin que el sol se eleve por encima del horizonte

Verano en Alaska: hasta 22 horas de luz diurna

Alaska, conocido como "La Tierra del Sol de Medianoche", es famoso por sus largos días de verano y sus noches cortas. Durante esta temporada, el sol brilla durante muchas horas, lo que permite a los residentes y visitantes disfrutar de actividades al aire libre durante gran parte del día.

En Anchorage, la ciudad más grande de Alaska, el sol puede salir tan temprano como las 4:30 de la mañana y ponerse alrededor de las 11:30 de la noche. Esto significa que hay hasta 22 horas de luz diurna, lo que brinda muchas oportunidades para explorar la naturaleza, hacer senderismo, pescar y disfrutar de otras actividades al aire libre.

La larga duración de la luz solar en el verano de Alaska se debe a su ubicación geográfica. Durante esta temporada, el estado se encuentra en el círculo polar ártico, lo que significa que el sol nunca se pone completamente. En lugar de eso, se mantiene cerca del horizonte, creando un fenómeno conocido como "sol de medianoche". Esto permite que la luz del sol ilumine el paisaje durante gran parte del día y la noche.

El sol de medianoche en Alaska es una experiencia única que atrae a muchos turistas de todo el mundo. Poder disfrutar de actividades al aire libre bajo la luz del sol a altas horas de la noche es algo que no se encuentra en muchos otros lugares del mundo.

Invierno en Alaska: semanas sin que el sol se eleve por encima del horizonte

El invierno en Alaska es una historia completamente diferente. Durante esta temporada, el sol se eleva muy poco sobre el horizonte, lo que resulta en días extremadamente cortos y noches largas. En Anchorage, el sol puede salir alrededor de las 10:00 de la mañana y ponerse alrededor de las 3:30 de la tarde, lo que significa que hay solo unas pocas horas de luz diurna.

En las regiones más al norte de Alaska, como Barrow, el sol no se eleva por encima del horizonte durante semanas enteras. Esto da lugar a lo que se conoce como "noche polar", donde la oscuridad prevalece durante todo el día.

El invierno en Alaska puede ser desafiante debido a la falta de luz solar. Los residentes deben adaptarse a vivir en la oscuridad y encontrar formas de lidiar con la falta de luz natural. Muchos utilizan luces artificiales y terapia de luz para combatir los efectos del invierno oscuro.

A pesar de las condiciones invernales, Alaska ofrece una belleza única durante esta temporada. Los paisajes cubiertos de nieve y las auroras boreales son espectáculos impresionantes que atraen a muchos visitantes. Aunque los días son cortos, la luz del sol que se refleja en la nieve crea una atmósfera mágica y brillante.

Las horas de salida y puesta de sol en Alaska varían significativamente según la temporada. Durante el verano, el sol puede brillar hasta 22 horas en Anchorage, mientras que en invierno, puede haber semanas sin que el sol se eleve por encima del horizonte. Estas condiciones extremas hacen de Alaska un lugar único y fascinante para experimentar la luz y la oscuridad en diferentes momentos del año.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Subir
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad